Visión de desarrollo en Islay: No al argumento estéril ni al afán de protagonismo

Permanecer en el pasado no es una opción. Si bien la historia nos brinda un punto de referencia para aprender sobre lo que hay que hacer en el futuro, quedarse en ella no nos permitiría avanzar ni aprovechar todas las oportunidades que tenemos.

El diálogo como alternativa para la concertación es una práctica poco desarrollada pese a que existe un unánime consenso respecto de que ese es el camino para lograr acuerdos sostenibles. Ello se debe a dos razones fundamentales: El argumento estéril y el afán de protagonismo.  El primero se combate con propuestas técnicas claras y viables y el segundo con transparencia. De lo contrario, todo foro de diálogo se convierte en una mecedora.

Hoy en día, en Islay parece que las organizaciones, juntas, entre otras, están teniendo una visión más constructiva sobre el futuro.

En las dos últimas semanas se han desarrollado dos eventos de discusión y exposición sobre los beneficios que traerá el proyecto minero Tía María a la provincia, incluso con presencia de representantes de Southern Perú, sin que se hagan críticas destructivas, protestas, ni se boicoteen los mismos.

Esto quizás sea el indicio de que nuestros dirigentes del Valle de Tambo han empezado a mirar hacia adelante, teniendo como referencia, el pasado de conflictos, heridos y muertos, para concentrarse en buscar lo más conveniente para la provincia, nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos ( Henry Armando Contreras, presidente del Club Mollendo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *