Provincia de Islay: De malas

Por: Edgard Norberto “Beto” Lajo Paredes

 

Primera noticia mala

 

Según diversas informaciones periodísticas, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) concluyó que El Valle de Tambo, ubicado en la provincia arequipeña de Islay, está contaminado por fuentes naturales.

Según la Evaluación Ambiental Temprana (EAT) realizada por el citado organismo y que fuera difundida el 20 de marzo último, “la concentración de arsénico llega a 0,198 miligramos/litro; es decir, el agua local tiene el doble de este metal tóxico de lo permitido por el Ministerio de Salud para el consumo humano (0,05 mg/l)”.

Incluso, señala, el agua tampoco puede ser utilizada para el riego, ya que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha determinado que la concentración máxima de arsénico en aguas destinadas para la irrigación debe ser de 0,1 mg/l.

El OEFA también detectó una alta concentración de boro: 4,5 mg/l, cuando el máximo permisible es 1,5 mg/l”.

Respecto al aire, indicó: “La calidad de aire se evaluó en dos distritos: Cocachacra y Deán Valdivia…, solo identificó un exceso en el dióxido de carbono, pero en ciertas temporadas. Esto, debido a los rastrojos que se queman cuando termina la cosecha”.

En cuanto el suelo, la OEFA monitoreó cinco parámetros (arsénico, bario, cadmio, mercurio y plomo) en tres puntos del Valle de Tambo. Aunque los resultados no superaron los máximos permitidos, se advirtió una inusual presencia de arsénico en la zona

También evaluó los productos que se cultivan en el valle (arroz, cebolla, maíz, granada y olivo), encontrando finalmente en ellos concentraciones de arsénico, cadmio y plomo”.

Llojan Chuquisongo, especialista del OEFA, dijo que la presencia elevada de estos metales se debe a las afloraciones geotermales de origen volcánico, las cuales provienen de algunos afluentes del río Tambo. Es decir, tiene un origen natural.

Lo de ‘contaminación de origen natural’, me hace tener la necesidad de una mayor explicación, no es que dude del especialista, solo que considero se den detalles, ejemplos, para comprender el concepto de ‘contaminación natural’. Siempre he tenido la creencia que la naturaleza es sabia y que todo lo tiene equilibrado; en mi humilde opinión la contaminación la genera el hombre no la naturaleza.

 

Libro inédito sobre el Valle de Tambo

 

A mis manos llegó- un documento inédito rotulado “Historia General del Valle de Tambo (Arequipa, Perú)”, del estudioso e investigador cocachacrino Ing. Geólogo Mario Juan Arenas Figueroa. Nos dice: “COMPOSICIÓN DE LAS AGUAS Se han hecho varios estudios para conocer la calidad de las aguas del río Tambo. La presencia de boro fue reportada por el SIPA en 1984, por Southern en 1996 y por la Consultora Bustamante Williams y Asociaciones BW & A en 1997, a pedido de la Dirección de Aguas e Irrigaciones” (ob. cit. pág. 9); más adelante, se lee: “Siu (1999a: 6) dijo en 1998 que las aguas del río Tambo aumentaban las concentraciones de sales nocivas durante el estiaje con 5.00 ppm en el sector Punta de Bombón, una cantidad tóxica para las plantas.

 

En el mismo año (Siu, 1999b: 26) dijo que la mala calidad de las aguas del río Tambo afectaban los cultivos de este valle por sus contenidos de sales, principalmente boro” (ob. cit. pág. 9-10); luego escribe: “En el 2003, Siu (2004: 12) dijo que las aguas del río Coralaque tienen 0.08 a 0.12 mg/l de arsénico superior a los límites permitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que es de 0.01 mg/l.

En Quelgua tiene 11.50 ppm (0.011 mg/l) y 10.50 ppm (0-010 mg/ sic) en el puente Freyre” (ob. cit. pág. 10). Termino con una última cita: “Con el embalse de Pasto Grande, las aguas del río Tambo contienen valores de metales superiores al mínimo permitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las poblaciones del Valle de Tambo están en el riesgo de envenenarse al beber agua con valores de arsénico superiores al mínimo permitido por la OMS que es 0.01 mg/l” (ob. cit. pág. 10). Lo dicho por Mario Juan Arenas Figueroa, se refiere a lo expuesto por Miguel Siu Vergara en la Revista La Punta Nºs. XXX, P. 6; XXXX (sic), P. 26; 35, P. 12), según lo indicado por el Ing. Geólogo, en Fuentes Secundarias de su libro.

 

Algunas preguntas…

 

La “contaminación natural”, ¿cuánto de natural es ésta contaminación natural? valga la redundancia, ¿es reciente o siempre se ha tenido contaminación natural? ¿tiene que ver con esto –de la contaminación natural- el embalse de la represa de Pasto Grande? Alguien debe responder tales interrogantes.

 

Nuestro ánimo no es generar conflicto, sino, buscar la verdad, y una solución justa y pronta. No soy partidario de echar la culpa a otros, de nuestros problemas, cuando los responsables somos nosotros mismos. Por eso dejemos de lado la indiferencia, el encono fratricida y el sacar provecho personal egoísta. Sumemos ideas y esfuerzos colectivos.

 

¿Qué dice el Minagri?

 

Los resultados de la EAT “fueron derivados al Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) para que emitiera una opinión”. Es muy importante conocer el pronunciamiento institucional técnico y legal del Minagri, en relación a la EAT del OEFA sobre el Valle de Tambo; la cual debe ser expuesta a toda la opinión pública de la provincia de Islay, para conocimiento y participación.

 

Segunda noticia mala

 

El Congreso de la República en sesión plenaria del jueves 3 de mayo, decidió -por mayoría aplastante-, rechazar el debate y aprobación del Proyecto de Ley Nº 478/2016-CR, denominado “Ley que declara de preferente Interés Nacional y de Necesidad Pública la ejecución y conclusión del Proyecto de Inversión Pública Afianzamiento Hídrico de la Cuenca del Río Tambo para el mejoramiento y ampliación de la frontera agrícola, regiones Puno, Moquegua – Arequipa”.

 

Parlamento no representa a Islay

 

El Poder Legislativo –representa al Perú, menos a la provincia de Islay-, urdió la treta politiquera de retornar el Proyecto de Ley Nº 478/2016-CR, a la Comisión Agraria, no se sabe para qué. Adujeron falta de interés de los gobernadores regionales de Puno (Juan Luque), Moquegua (Jaime Rodríguez) y Arequipa (Yamila Osorio), al no asistir a una reunión de trabajo convocada por la Comisión Agraria.

Dicha argumentación es un mero pretexto, pues, en muchos otros casos, no convocan a los gobernadores regionales, y no por ello dejan de aprobar leyes a favor de regiones. Igual las aprueban con el dictamen favorable y aprobado de la comisión. En este caso pudieron aprobarla, la verdad, no quisieron hacerlo.

 

Valle de Tambo, sin represa

 

El no haberse aprobado la “Ley que declara de preferente Interés Nacional y de Necesidad Pública la ejecución y conclusión del Proyecto de Inversión Pública Afianzamiento Hídrico de la Cuenca del Río Tambo para el mejoramiento y ampliación de la frontera agrícola, regiones Puno, Moquegua – Arequipa”; trae como consecuencia nefasta el alejamiento de la posibilidad de construir la anhelada represa para nuestro Valle de Tambo, y seguir con la incertidumbre de no tener agua en la cantidad y calidad requeridas.

Las represas que se ofrecieron, se elaboraron estudios que costaron, sin embargo, no se han hecho realidad: Tolapalca, nada; Huayrondo, nada; Paltiture, nada; Paltuture, nada.

Juntémonos para construir y cambiar la historia de nuestra provincia de Islay.