Promocionada marcha “antiminera” acaba en un rotundo fracaso

 

En un verdadero fracaso concluyó la marcha anunciada por el dirigente José Blanco en el Valle de Tambo.La marcha fue anunciada con bombos y platillos para el último viernes 1 de junio. Sin embargo, tuvo que suspenderse por la poca participación ciudadana y la repentina no participación de los integrantes de Integración Islay y de los simpatizantes del actual alcalde Richard Ale Cruz.

Tampoco se apreció a los simpatizantes de Marilú Marroquín y de Jaime de la Cruz, quienes estuvieron más preocupados en la inauguración de un local de campaña en Chucarapi. Y mucho menos estuvieron los simpatizantes de los hermanos Cornejo Reynoso.

Los organizadores de la movilización habían anunciado una “marcha multitudinaria” en torno a las declaraciones dadas por Carlos Aranda. Pero nunca se llevó a cabo puesto que los manifestantes no llegaban ni al medio centenar de personas. Solamente les quedó anunciar una próxima movilización en el distrito de Cocachacra para el próximo viernes.

Los organizadores trataron de justificar la poca participación indicando que el integro de  marchantes se encontraban en plena cosecha. Otros señalaron que muchas de las personas que habitualmente participan se encontraban en plena campaña política, apoyando a algún candidato.

Lo que no dijeron es que algunos pobladores independientes discreparon abiertamente con este tipo de movilizaciones, señalando que originan caos vehicular y ruidos molestos para quienes no participan en esta.