Los ridículos argumentos de los fracasados lentejeros anti inversión

Por “El Piquero observador”

Queridos lectores ayer quedé sorprendido con un comentario radial en el que se indicaba que la marcha anti inversión había fracasado porque el encargado de llevar la banda de músicos no lo hizo. Señores y señoras, jóvenes del valle de Tambo, la gente no participó en la marcha por falta de una banda de músicos.  ¡No, no! Eso no es así.  La gente no participa en las marchas porque ya se cansó que sus hijos tenga que ir a la ciudad de Arequipa a conseguir un trabajo.

No van a las marchas porque la gente se cansó de las mentiras, de impedir que se le informe con la verdad.  Cientos de nosotros hemos visitado operaciones mineras, en la misma ciudad de Arequipa, o aquí cerquita a nosotros, hacia el sur.  Acaso no hemos constatado que estos dirigentes del atraso nos han mentido.  Que las operaciones mineras no afectan ni al río Chili ni a su valle, por cerca que están.  Que las voladuras ni se sienten porque su intención es rajar la roca.  Que no se produce una gran polvareda como repiten una y otra vez quienes siguen mintiendo. Lo cierto es que la mina estará en el desierto y no en el valle.  Que no utilizarán agua del río porque construirán una planta para usar agua de mar.

Acaso no es cierto que todos veremos la construcción de esa planta, que muchos de nosotros podremos trabajar en ella.  Ya basta de atraso señores.  Ya es tiempo de cortar el negocio de la oposición a todo para empezar a trabajar con todos y por todos.