• Home »
  • Arequipa »
  • Los candidatos oportunistas y lentejeros se oponen a todo lo que sea progreso

Los candidatos oportunistas y lentejeros se oponen a todo lo que sea progreso

I.- Medios locales informan que en el distrito de Dean Valdivia, en la provincia de Islay y para la región de Arequipa, el “Frente” estará presentando candidatos anti mineros. Si la economía no está muy bien, se imaginan cómo estaría si alguno de estos candidatos detuviese las operaciones de Cerro Verde, Pampa de Pongo, Tambomayo, Tía María. así como las exploraciones de Don Javier y el Zafranal.

Parece que el objetivo de HHH, de Jaimito y de Yesus (no es un error, es a propósito) es el empobrecimiento general de toda Arequipa, más desempleo, menos ingresos y ningún futuro promisorio para nuestra juventud.

En Islay se oponen a la construcción del Hospital de Alto Inclán y del Centro de Salud de Cocachacra porque Tía María puso los fondos para elaborar los expedientes técnicos. ¡Y eso qué importa! Mejor pues si nos ayudan para que tengamos mejores servicios de salud. Parece que a estos tres personajes lo que menos les importa es la salud de los más pobres.

Una más, nos informan que también se están oponiendo a que se construya la planta de tratamiento de agua potable, se quejan que las aguas del río tienen boro de origen volcánico, pero se oponen a que mejore la calidad del agua.

¿Quién los entiende? La verdad que yo con ellos no voy ni a misa y menos les daré mi voto.

II.- Basta ya de promover conflictos y de oponerse a todo. Lo cierto es que sin plata no se hace nada. Hablar que si llegamos al municipio distrital, o al provincial o a la región para una vez encaramados a sus cargos van a hacer todo lo bueno que no han hecho hasta ahora es como pretender convertir al diablo en un santo. No, señores, aquí que nos digan cómo es que van a financiar las obras que nos ofrecen. Si nuestros jóvenes tienen que irse de la provincia para ir a buscar trabajo a la ciudad de Arequipa es porque allá hay minería y agricultura. Y es que allá reciben canon y regalías mineras, porque en Arequipa ciudad buscan cuidar y engordar a la gallina de los huevos de oro para que siga poniendo más.

Lo estamos viendo en Apurímac, una de las regiones más pobres del país, en las alturas de sus cerros ha desarrollado un gran proyecto minero, reduciendo la pobreza y mejorando la calidad de sus servicios. Lo vemos también si volteamos la mirada hacia el sur del Perú.

Basta ya señores de engañar a los más pobres de Islay, de vivir de su pobreza, de impedirles el desarrollo. Sino financien ustedes mejores escuelas, mejor agricultura, mejores caminos. ¿De dónde señores? Nos dicen que haciendo marchas y protestas van a pedirle al gobierno central. ¿Acaso el gobierno central produce dinero por arte de magia? ¡No señores!, el gobierno tiene dinero de los impuestos y da más a quienes más contribuyen. Que no nos engañen ni nos dejemos engañar.

III.- Las noticias señalan que en el valle de Tambo y la provincia de Islay habrá candidatos antimineros. ¿Realmente ustedes, creen que son anti mineros? ¿Y las lentejas? ¿a quiénes se las pedían? No son antimineros, son oportunistas que buscan la primera oportunidad para llenarse los bolsillos y volverse a olvidar del pueblo. Claro, después dicen yo nunca supe nada. Pero si alguien les pregunta cómo emplean los fondos de las Juntas, qué canales han limpiado, qué han hecho por la agricultura. Silencio total, no se oye padre, como respondían algunos pendencieros al párroco del pueblo cada vez que les mandaba rezar más de un rosario entero por sus granjerías.

Acá las cosas tienen que ser claras. Estamos con los pobres y estamos por el desarrollo. Para reducir la pobreza se requiere trabajo, sin trabajo sólo queda mendigar y nadie quiere mendigar, eso es indigno. Si en el desierto se puede generar riqueza está bien, por qué vamos a negarnos la oportunidad del desarrollo, porque algunos así lo quieren. No, no, acá las cosas claras y el chocolate espeso.