¿Las buenas oportunidades están para ser rechazadas?

Por: El Piquero Observador

Buenos días queridos lectores, esta mañana estaba revisando la información que traen los periódicos, algunos recogen como fuente a Pulso Perú, una empresa dedicada a estudios de mercado, encuestas en general. ¿Qué es lo que resalta? Que cada vez es más difícil hallar empleo, particularmente para los jóvenes. El 70% de las personas encuestadas opina esto, que es un promedio nacional.

Imagínense, a cuánto se elevará ese porcentaje en Cocachacra, en Deán Valdivia, en Punta de Bombón, es decir, en todo el Valle de Tambo. Y esto que no hemos mencionado a la provincia de Islay. Ese informe también señala que las dificultades para conseguir un empleo han aumentado de un mes a otro, de 62% a 70%. Lo que quiere decir que, de cada 10 peruanos en edad de trabajar 7 tienen problemas para conseguirlo. Y, si profundizamos un poco más en dicho estudio, veremos que los más pobres son quienes tienen mayores dificultades para conseguir empleo, ni qué decir del ámbito rural. Señores autoridades, señores candidatos, dense cuenta de la situación de las familias peruanas, dense cuenta de la situación que están viviendo los jóvenes, en especial nuestros jóvenes del valle de tambo.

Y así algunos pretenden echar a la basura la oportunidad que representa el general trabajo en el desierto. ¿Cuándo los criticones han generado empleo?, ¿cuándo quienes lanzan mentiras han hecho algo por el pueblo? Algunos se preguntarán, ¿por qué no hay empleo si a todos nos conviene? Porque si hay empleo ganan las familias, ganan los gobiernos locales y nacional porque se pagan impuestos. Entonces, si es bueno para todos ¿por qué no hay empleos? Yo les voy a decir el porqué. Porque para que haya empleo tiene que haber inversión, tiene que haber alguien interesado en desarrollar un proyecto rentable para que pueda pagar salarios adecuados, con todos los derechos que mandan las leyes. Si se ahuyenta al inversionista o si se retrasa una inversión, las consecuencias son que no se genera empleo y nuestros jóvenes quedan abandonados a su suerte sin saber qué hacer. Me preguntó, ¿cómo es posible que teniendo la oportunidad de generar miles de empleos para nuestros jóvenes en el desierto, sin afectar la agricultura, haya quienes se oponen a ello?

Señores, es tiempo de reflexión y responsabilidad, señores, es tiempo de tomar una decisión para avanzar, para generar empleo. Señores, todos sabemos que la mina estará en el desierto, que empleará agua de mar, que nunca estará en el valle ni que usará agua del río Tambo. Como dice Hector Herrera en su Plan de Gobierno: Tía María no produce relaves ni emisiones al ambiente. El río y el valle de Tambo es para los tambeños. Señores, ¡Basta Ya de desempleo!, ¡Basta Ya!

Fuente: Fan Page “La Verdad del Valle”