LA REVISTA LA PUNTA Y MANUEL V. VALDIVIA

Entre 1932 y 1943, circulo anualmente en la provincia de Islay, la revista La Punta, Órgano del Centro Católico de Caballeros de La Punta, presidido por el abogado Manuel Valeriano Valdivia Talavera, que tuvo un propósito religioso. Aparecía el 1 de enero de cada año, en ocasión de celebrarse la fiesta del Señor de los Desamparados, patrón de La Punta de Bombón.
En la actualidad se publica un anuario con este mismo nombre, que dirige, el también abogado, Eddy Vásquez Torres; esta publicación apareció el 1° de enero 1970, y tiene como eje principal, el desarrollo socio-económico del valle de Tambo y la provincia a través de los estudios y reflexiones de los más destacados intelectuales de la región, en respuesta a los principales problemas de orden político, social, económico, cultural, etc. de nuestra provincia. Este artículo se refiere a la primera etapa de esta revista y a su director.

CENTRO CATÓLICO DE CABALLEROS DE LA PUNTA

El movimiento católico de Punta de Bombón, se hace latente a finales del siglo XIX, posiblemente después del terremoto y tsunami del 13 de agosto de 1868, que destruyo algunos pueblos del valle de Tambo; para ese entonces la viceparroquia de Nuestra Señora del Carmen se había trasladado de La Pampilla a La punta ya tres años, es por eso que en el primer libro de bautizos de esa viceparroquia en nuestro pueblo se lee “Libro de bautismos desde el tiempo en que falleció ahogado el Teniente cura de esta viceparroquia de Nuestra Señora del Carmen de La Pampilla, en el se encuentran algunas partidas que pertenecen a los libros que se perdieron en la inundación del mar, que sucedió el dia 13 de agosto del año del señor de 1869”.
La antigua capilla construida para albergar la imagen del Señor de los Desamparados fue destruida por ese maremoto; y entre 1870 y 1900 se construyo una nueva por Juntas de Fabricas que organizaron los viceparrocos Benjamín Urizar y Eugenio Salas, fueron ellos quienes también constituyeron las cofradías e instituciones católicas en La Punta; a lo que se agregaría la labor pastoral del presbítero Jose Luis Del Carpio, que en su ejercicio la iglesia de la punta se elevo a la categoría de Parroquia en 1921 .
La Cofradía de Carmelitas de La Punta se estableció en 1917 por el viceparroco Eugenio Salas, según consta el Libro de Actas de esta. Otras cofradías que existieron en este pueblo fueron La Tercera Orden Franciscana, Cofradía de la Guardia de Honor del Sagrado Corazón de Jesús, La Sociedad de Socorros Mutuos y el Centro Católico de Caballeros de la Punta, lamentablemente no se ha podido ubicar los libros de sesiones de estas instituciones, revisarlos sería fundamental para reconstruir la acción católico en nuestro pueblo.
El Centro Católico de Caballeros de la Punta, publicó la revista “La Punta” entre 1932 y 1943, como ya anotamos, y tuvo 12 ediciones. Los artículos de esta revista son importantes porque de alguna manera nos dan a conocer la actividad religiosa y social de La Punta de Bombón en esos años. Existió también la revista “El Valle” publicación del Centro Católico de Caballeros de Cocachacra cuyo director fue Eduardo Cerdeña Ampuero; tuvo 5 ediciones entre 1936 y 1945. Algunos números de esas revistas se encuentran en la sala hemerográfica de la Biblioteca Nacional las mismas que Eddy Vásquez publicó en versión digital en 1940, junto con la célebre revista Mollendo, 1957-1971)al cumplir su publicación 40 años de existencia.

En la revista “La Punta” se mencionan los miembros del Centro Católico de Caballeros de La Punta quienes fueron: Presidente señor Manuel V. Valdivia; Vicepresidente Mariano Tejada; Secretarios señores Jose M. Llosa y Arturo Tejada; Vocales señores Mariano Velarde, Jose P. de Vega, Florencio Ballon, Enrique Guillen, Jose Julio Torres e Israel Torres. También en esta revista se puede conocer la labor católica social de esta revista.
LA REVISTA LA PUNTA (1932 -1943)
El director de esta revista fue Manuel V. Valdivia T., así aparece en ella. Los artículos que se escribieron, en su mayoría, sor de orden católico y social, además de dar a conocer temas de actualidad del valle de Tambo y otros de índole histórico y de literatura. Textos como “La iglesia de La Punta. Sus benefactores e instituciones”, “Escenas del terremoto de 1868. Lo que cuesta un acto de caridad con el enemigo”, “Una hija como pocas” “La Acción Social Católica” “Oración al Señor de los Desamorados”, “Cristo Rey del mundo, María, su madre reina del mundo” “El congreso Eucarístico Nacional” y el “Congreso Eucarístico en La Punta” entre otros, revelan el afán de expresar el espíritu religioso en el pueblo.
También se escribieron crónicas locales, que nos brindan datos del desarrollo social en el valle, como: los Programas de fiesta del Señor de los Desamparados, “La crisis agrícola en el valle de Tambo”, “Actividades punteñas”, “Crónica Local”, “Retoque de la imagen del Señor de los Desamparados”, “Nomina de autoridades e instituciones en 1937”, “El censo general”, “El problema de los abonos”, “Movimiento mercantil de La Punta”, “La inasistencia escolar”, etc.
Los artículos históricos, dieron de alguna manera, el conocimiento del pasado, a los lectores de aquellos años: “Los terremotos y valle de Tambo” del historiador Santiago Martinez; “Reseña monográfica de La Punta”, “Hecho constitutivo de la fundación de La Punta”, “Partida de bautizo de el Deán Valdivia” “Héroes punteños en la Guerra con Chile”.
Los artículos literarios formaron la expresión creativa de los autores, que plasmaron a la posteridad, cuentos y anécdotas, de viejos puenteños: “Lo que los dioses no quieren, santos no pueden”, “Cayó pájaro compadre”, “Promesa engañosa”, entre otros.
La mayor parte los artículos se que publicaron en esta revista no llevan firma de autor; es de suponer que los de índole religioso los habría escrito el mismo director, Manuel V. Valdivia, por ser los de más cantidad y por ser el presidente de Centro Católico… otros artículos están firmados con seudónimos como MAV, M. Duval, Develar, Gastón Treville; podemos deducir los autores de dos seudónimos por filiación al apellido: Develar, debió ser Mariano Velarde, otro notable abogado mollendino; y M. Duval fue el seudónimo de Manuel V. Valdivia porque varios artículos religiosos aparecen firmados así.
Notables autores que escribieron artículos históricos en esta revista fueron el historiador Santiago Martínez y el Canónigo Manuel T. Málaga, quien escribió la primera historia de la formación del pueblo de La Punta, en base al expediente de traslado de la viceparroquia de La Pampilla, que encontró en la iglesia de Cocachacra .

MANUEL V. VALDIVIA T.
Manuel Valeriano Valdivia Talavera, el Presidente del Centro Católico de Caballeros de La Punta, y Director de la Revista “La Punta”, nació en Arequipa en 1878, hijo de Manuel Luis Valdivia y Nicolasa Talavera Barriga; fue abogado y agrimensor y tuvo su estudio en la calle Blondell N° 444.
Contrajo matrimonio con Julia Bendezú y tuvieron dos hijos que fallecieron a temprana edad; luego contrajo segundas nupcias con Dolores Gómez Arispe, no tuvieron hijos, pero adoptaron a sus sobrinos: Manuel Ángel y Luis Alberto Valdivia González.
Tuvo un fundo urbano en la Av. Mariscal Castilla N°450, el cual alquilaba, y unos terrenos ubicados en La Punta de Bombón, de allí la relación con este pueblo; en su testamento dice de este predio: “Están reducidos a cultivo en parte, y en parte son pastosos, formando dos lagunas en la cabecera, con camino publico a Moquegua por el pie…”; también en su testamento consta tener una acción de cien topos en las pampas de Corio, pero no fueron explotados, y que otros también tienen y desean trabajarlas.
Por lo visto Manuel Valdivia tuvo estrecha vinculación con nuestro pueblo, no solo desde la acción católica, a través de la revista y la institución religiosa, sino en el desarrollo económico agrícola, pues compro un predio que en la actualidad es “Pampas Nuevas” y posiblemente impulso una irrigación en Corio.
Julio Valdivia Ochoa
Percy Eguiluz Menendez

1 comentario en LA REVISTA LA PUNTA Y MANUEL V. VALDIVIA

  1. Soy el Dr. Hugo Valdivia Kieffer, nieto del Sr. Dr. José María Valdivia Talavera, quien fue hermano del Sr. Dr. Manuel Valeriano Valdivia Talavera a quien conocí a través, de las historias que me contaba mi padre Hugo Alfredo Valdivia y Herrera, quien fue criado hasta los 13 años por el tío Manuel y su esposa Dolores (Mamá Lolita, asi la llamaba de cariño).
    Me da inmensa alegría encontrar este artículo escrito con detalle sobre quien fue el Sr. Dr. Manuel Valdivia Talavera y sobre todo encontrar la imagen exacta que poseo como herencia dejada a mi, del Señor de los Desamparados que obsequió Tío Manuel a mi padre cuando se reunió con su padre mi abuelo José María Valdivia Talavera en Lima, pues ejercía una Vocalia en la Corte de Lima. Mi padre fungió comohijo d emi Tío Manuel hasta que vino a Lima, luego él adopto a sus sobrinos y primos de mi padre Hugo Valdivia Herrera. Conoc{i al Primo d mi padre . Tio manuel, quien era abogado y ejercia en la misma oficina que fue de mi Tío Abuelo Manuel, (año 1985 aprox).Me comento que tenía un hijo que estudiaba Derecho. La familia Valdivia talavera, fue una familia de Abogados y Notarios. (Lo que se Hereda no se Hurta).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *