LA HACIENDA BOMBÓN DEL VALLE DE TAMBO

En la margen izquierda del rio Tambo y próximos al mar se formó una hacienda denominada Bombón, de esta surgió el pueblo del mismo nombre; el origen de esta hacienda data desde finales del siglo XVII, veamos su historia.
IQUITIRE O BOMBÓN
A la margen izquierda del rio Tambo próxima al mar ,desde tiempos pre hispánicos, se le conocía con el nombre de Iquitire o Bombón. A finales del siglo XVI se establecieron en Iquitire o Bombón Don Bartolomé de Quintanilla Valdivia y Reinoso, que tras arduo trabajo construyó una acequia de tres leguas de longitud cuya bocatoma se ubicó en los límites con las tierras de Chucarapi y desaguaba en el mar cerca a Catas; testimonio de esta acequia son los actuales canales Santa Ana de Quitire y San Juan de Catas.
Otros agricultores también se establecieron en este lugar, pues Quintanilla entró en juicio con los hermanos Luis y Francisco Valdivia porque usufructuaban las aguas de su acequia. A la muerte de don Bartolomé, propietario de aproximadamente 300 topos de terrenos “cultivables y arenales”, la heredó su hijo el capitán Bartolomé Quintanilla Olazabal y Peralta, que después vendió a María Josefa Balvina y Herbozo y Figueroa de quien finalmente las compró Agustín Thorres.
AGUSTÍN THORRES Y LA HDA. BOMBÓN
Según un poder para testar del 5 de noviembre de 1787, y el testamento de Agustín Thorres hecho el 8 de setiembre de 1809, conocemos que es natural de Lima, bautizado en el curato de San Lázaro de esa ciudad y criado en la villa de Chancay, y sus padres fueron José Thorres y María Paula Flores.
Agustín Thorres contrajo matrimonio con Juana Córdova aparentemente en 1777, y compraron las tierras de Iquitire o Bombón, posiblemente por el año mencionado, en la cantidad de 3500 pesos que incluía cuatro esclavos “y con todo lo demás que esta poseía”; además de un solar en Cocachacra.
En 1784 Agustín tuvo que asistir a un proceso de adjudicación de tierras que el Corregimiento de Arequipa inició en el valle de Tambo; Thorres presentó ante los Jueces Visitadores del Corregimiento a varios testigos para alegar que las tierras que poseía eran suyas, que las había adquirido “quieta y pacíficamente”, pues no tenia escrituras.
Los testigos afirmaron que Thorres posee esas tierras porque las compró de Doña María Josefa Balvina y Herboso, y ella del capitán Bartolomé Quintanilla Olazábal y Peralta, quien las heredo de su padre; también afirmaron la posesión de la acequia, y que las tierras de Thorres eran más o menos de 300 topos y empezaban “donde se encuentra un cardón, en el camino real a Lima, que divide con las tierras de los curas…” y se extendían hasta el mar.
Juana de Córdova, nacida en Arica, en su matrimonio con Agustín Thorres tuvieron cuatro hijos: Jose, Manuel, María y Manuel Thorres y Córdova, el primero casó con Mercedes Alvares y murió dejando una hija llamada Rosa, además de tener una hija natural de nombre Isabel.
En el testamento de Juana de Córdova, fechado el 18 de agosto de 1826, menciona que el 20 de abril de 1817 de dividieron la hacienda entre ella y sus hijos; Juana declara tener el tercio de la hacienda Bombón y que da en herencia a su hija María, mejorando la heredad de ella, que ya estaba casada con Mariano de la Llosa; además de dejar en libertad a su esclava Martina no obstante que sirva a su hija durante cuatro años.
Juana de Córdova tuvo un anterior matrimonio con José Cáceres y concibieron cuatro hijos: Fernando, Manuel, Mariano y Juan Cáceres y Córdova; ellos vivieron en casa de Agustín Thorres en Bombón, posiblemente la descendencia de los Cáceres en Punta de Bombón provienen de ellos, las firmas de Mariano y Juan aparecen en un documento de donación, al obispo Goyeneche, del terreno necesario para casa cural, capilla, plaza y cementerio de 1843, hecho en el naciente pago de Punta de Bombón.
UNA FRAGMENTACIÓN DE LA HDA. BOMBÓN
La hacienda de 300 topos de Bombón se fragmentó, como ya afirmamos, en la división de 1817 entre los hijos de Agustín Thorres, y quien aparentemente obtuvo mayor cantidad de tierras fue la hija de este, María Torres y Córdova que caso con Mariano de la Llosa, y de alguna manera mantuvo la hacienda. Sin embargo los otros hijos de Agustín vendieron las tierras que heredaron.
El 20 de setiembre de 1889, ante notario Jose María Tejeda, los hijos de Manuel Torres y Córdova: Jose María, Manuel, Fortunata y Benjamín Torres Ampuero, vendieron una suerte de tierras de 30 topos a don Pedro Herrera Semillan, estos terrenos tenían como lindero el camino a Bombón por la cabecera, y pastizales de fondo (29 topos) que pertenecían a Jose Torres, que luego los vendió a Juan de la Cruz Valdivia el 16 de agosto 1897. Por otro lado Benjamín María Torres también vendió su parte a los esposos Juan Cáceres y Carmen Álvarez, el 3 de noviembre de 1892 ante notario Fernando Calderón de Mollendo.
El 12 de diciembre de 1891 los herederos de Manuel Torres y Córdova, antes mencionados, vendieron ante notario público Fernando Calderón una finca de 85 hectáreas a Castresana, a esta finca la denominaron “hacienda el Pino”, que luego Natalia García vda. de Castresana vendió a don Alejandro Dorich. El origen, producción y fragmentación de la hacienda “El Pino” merece un estudio aparte, que estamos preparando.
El 4 de noviembre de de 1884 Jose María Llosa vendió al doctor Jose Domingo Montesinos 100 topos de sembríos, luego compró del mismo Llosa otros fundos; Montesinos trabajó estas tierras logrando instalar una hacienda que se llamó “Santa Cruz”.
LA FAMILIA LLOSA Y LA HDA. BOMBÓN
Al casarse Mariano de la Llosa con María Torres y Córdova, él quedó al frente de la hacienda Bombón; tuvieron tres hijos: Juan de Dios, Jose María y Raymunda Llosa Torres, que heredaron esta hacienda, pero aparentemente Jose María Llosa Torres fue quien administró esta hacienda, y luego compró las partes de sus hermanos, que fueron tres fundos denominados “El Olivar”, “La Segunda de Bombón” y “La Villamonte” en el pueblo de La Punta y La Pampilla como lo veremos más adelante.
No disponemos aun de datos sobre Juan de Dios Llosa Torres, posiblemente se fue del valle de Tambo; sin embargo sabemos que Raymunda Llosa Torres casó con Fidel Maura, no tuvieron hijos y fueron dueños de una de las fincas antes mencionadas, que dieron en herencia a sus sobrinos, hijos de su hermano Jose María Llosa Torres.
Fidel Maura fue notable en La Punta.Ocupó el cargo de Juez de Paz y Gobernador. Se sabe por tradición oral que Raymunda fue una mujer déspota y murió sola e invadida por los piques, unos bichos endémicos en el Valle; conocemos algo de su actividad religiosa porque en el “Acta de elección e instalación del cuerpo directivo i socias de la Archicofradía de Carmelitas de La Punta” constituida por el presbítero Eugenio Salas en 1917, Raimunda Llosa Torres figura y firma como Pro-secretaria.
Referencia más antigua de la administración de Jose María Llosa Torres de Bombón data del año 1868, cuando sus hermanos Raymunda y Juan de Dios arriendan sus partes a Jose María por nueve años, ocho forzosos y uno voluntario, ante notario del puerto de Islay Raymundo de Tapia.
En las cláusulas del arrendamiento José María Llosa se compromete “… a la ley de buen labrador de adelantar como pueda los terrenos incultos” es decir los terrenos eriazos que por la zona existían. Además de instalar un trapiche, una falca para la destilación de aguardiente con todas sus vasijas correspondientes y fabricar una sala de adobes con su techo de caña y el enmaderamiento de lucerna de largo de doce varas y seis de ancho, esta sala quedará a beneficio de los tres interesados, el costo de esto lo asumirá José María Llosa y se cobraría en el último año del arrendamiento.
Otro dato importante que encontramos en este documento es el que se refiere a los límites de esta hacienda: por el lado de abajo con los terrenos que vendió nuestro padre común don Mariano Llosa a don Mariano Calderón, por el lado de arriba con un desagüe que linda en la finca de los herederos de nuestro tío don Manuel Torres Córdova, por un costado o mejor dicho por la cabecera con la chacra de don Lutero Pinto y de don Mariano Calderón y por el pie con el mar. Existe un plano de esta hacienda elaborado por Manuel S. Mostajo, mandado hacer por los hijos de Jose María Llosa Torres.
JOSE MARÍA LLOSA Y LA HDA. BOMBÓN
Jose María Llosa Torres casó con Candelaria Beltrán y tuvieron cinco hijos: María Natividad; Sara Rosa; Rosa Aurora, que murió de menor edad; María Elena y Juan de Dios Llosa Beltrán. Jose María también tuvo dos hijos naturales con Segunda Rendón llamados Pedro Manuel, y Enrique Llosa Rendón.
María Natividad casó con Francisco de Olazabal y Abril, y fueron padres del profesor Ernesto de Olazabal Llosa; Sara Rosa casó con Manuel Arispe Landa; María Elena con Alberto Lizárraga y Juan de Dios con Zenobia Chávez, este último matrimonio se afincó en La Punta, sus hijos fueron: Carmen, Juan, Víctor, Candelaria, Jose María, Juan de Dios, Carlos, Zenobia y Victoria Llosa Chávez.
TASACIÓN DE LA HDA. BOMBÓN
Jose María Llosa Torres murió, el 8 de mayo de 1882, sin dejar testamento, por lo cual entre 1903 y 1904 tasaron la hacienda ante el notario Higinio Talavera y la dividieron entre la esposa e hijos antes mencionados.
Es importante este documento porque nos revela la extensión de la hacienda, incluyendo la edificación de sus oficinas y fábrica: la casa hacienda tenía cinco habitaciones aparte un pesebre, gallineros y cuarto de caronas; una habitación del trapiche donde estaban una puntaya de cobre para recibir el caldo [melaza], dos fondos de fierro para cocinar la melaza y otro para depositar la miel, un tacho de colar miel; una habitación para la purga; 148 hornas; 10 canales de madera para sentar las hornas; un pozo grande y otro pequeño para depositar la miel; una bodega de fermentación; una habitación del alambique con dos bombas y puntaya; 3 tinajas de 35 quintales y una de 30 de estaño para guardar alcohol; una carreta grande, 2 caballos, 10 burros, una campana, una huerta cercada donde se encontraban 6 higueras, 7 guayabos, un pacay, 12 olivos, 2 granados y 48 sauces. También en esta tasación mencionas las joyas, alhajas, muebles y enseres de la hacienda Bombón.
EXTENSIÓN DE LA HDA. BOMBÓN
En extensión comprendía ciento cincuenta nueve mil quinientos diez varas de terrenos entre la plaza y sitios [casas de empleados] de Bombón; y terrenos de cultivo algo de 300 topos de cultivo cuyos linderos eran: “Por la cabecera la plaza principal, las oficinas [de la hacienda] y terrenos del doctor Jose D. Montesinos; por la culata el mar; por el costado de arriba con terrenos de los herederos de don Manuel Torres [y Córdova, tío de Jose María Llosa] y por el de abajo con terrenos de don Bruno y doña María Calderón, zanja por medio”. Podemos deducir que fue con Jose María Llosa Torres que se formó el pueblo de Bombón.
PARTICIÓN DE LA HDA. BOMBÓN
La Finca denominada “El Olivar”, situado cerca al pueblo de La Pampilla tenia los siguientes linderos: por el norte terrenos de la iglesia llamada de los curas, acequia y ronda por medio; por el sur terrenos de Enrique Llosa [Rendón, hermano por padre de los Llosa Torres]; por el este la hacienda El Pino de los herederos de Dorich; y por el oeste terrenos de don Nicolás Álvarez; con una extensión de 9 hectáreas 3 áreas. Esta finca la heredó Natividad Llosa Beltrán de Olazabal.
La finca denominada “La Segunda de Bombón”, situada en el pueblo de La Punta de Bombón tuvo los siguientes linderos: por el frente la calle de Lima [hoy avenida San Martin], por el fondo “la parada de agua”, por un costado solar de don Manuel Torres Ampuero [tío de los Llosa Torres] y calle a la hacienda El Pino; y por el otro la misma hacienda El Pino; con una extensión de 4 hectáreas 39 áreas. Esta finca la heredó Sara Rosa Llosa Beltrán de Arispe, y con su esposo Manuel Arispe Landa construyeron una casa solar en la calle Lima, esta casa limitaba en el fondo con la misma finca y llegamos a conocerla pues allí funcionó, primero la escuela que dirigió la Sra. Clotilde Álvarez de LIZÁRRAGA Y LUEGO el Jardín de la Infancia de La Punta.
La finca denominada “Villamonte”, situada también en Punta de Bombón tenia los siguientes linderos: por el norte chacra de doña Rosa Llosa de Arispe, y el cerro, acequia y ronda por medio; por el sur o pie camino público a Moquegua; por el sur chacra de don Juan Cáceres, acequia por medio y por el oeste casa de doña Natividad Llosa de Olazabal y chacra de doña Rosa Llosa de Arispe, acequia por medio; con una extensión de 7 hectáreas trece áreas. Esta finca también la heredó la Sra. Sara Rosa Llosa Beltrán de Arispe, que luego la vendió a los hermanos Vicente y Mariano Tejada, este último futuro dueño de la hacienda de Bombón como lo veremos más adelante.
A Juan de Dios Llosa Beltrán se le adjudicó una finca “…en los terrenos adquiridos últimamente hasta la culata de la hacienda segunda de Bombón…”, más una casa en La Punta ubicada en la calle El Pino [hoy Víctor Lira].
A María Elena Llosa Beltrán de Lizárraga terrenos en la hacienda Bombón por el valor de 3.377 soles, más una casa en La Punta, en la calle El Pino.
A Pedro Manuel Llosa Rendón, hijo natural de Jose María, heredó un fundo denominado “La Zanja” de 35 topos, también 15 topos de la misma hacienda Bombón. Pedro Manuel no se casó ni tuvo hijos, y falleció el 1 de diciembre de 1919, dejó sus propiedades a su sobrina Natividad Llosa de Olazabal.
A Enrique Llosa Rendón, el otro hijo natural de Jose María, heredó la mitad del quinto, de la hacienda Bombón, que luego vendió a Candelaria Beltrán, esposa de Jose María.
Candelaria Beltrán Vda. de Llosa no se le consideró en la partición de la hacienda de Bombón, sin embargo reclamó para sí misma los derechos de su hija fallecida Rosa Aurora y más la compra que hizo al hijo natural de su esposo, quedó íntegramente con toda la hacienda primigenia de Bombón.
MARIANO TEJADA Y LA HDA. DE BOMBÓN
Mariano Tejada Tejada, compró las herencias de los Llosa Beltrán, consolidando nuevamente la hacienda de Bombón, e instalando en ella un ingenio arrocero llamado “San Martin”; creemos que se merece un estudio aparte la presencia y consolidación de esta hacienda por Mariano Tejada, pues tenemos ubicados los libros contables del ingenio y la hacienda solo para conocer la producción de la misma, que sería ya un importante aporte a la historia agraria del valle de Tambo.
Fuente consultada
Archivo Regional de Arequipa
Adjudicación de tierras a Agustín Thorres por el Corregimiento de Arequipa. Corregimiento 1784. F. 8 – 105.
Poder para testar. Don Agustín Thorres al doctor Thadeo de la Llosa. Notario Joseph de Salazar. T IX. Año 1777. F. 616 -618.
Testamento de Agustín Thorres. Notario Joseph de Salazar. T XI. Año 1809. F. 495 -498vta.
Testamento de Juana de Córdova. Notario Francisco de Linares. Protocolo 677. Años 1827 -1828. F. 153 vta – 157.
Codicilo al testamento de Juana de Córdova. Notario Francisco de Linares. Protocolo 677. Años 1827 -1828. F. 155vta – 157.
Arrendamiento de hacienda los señores don Juan de Dios Llosa, don Fidel Maura a don Jose María Llosa. Sección Islay. Notario Raymundo de Tapia. Protocolo I. Año 1860. F. 35vta. – 37.
Archivo particular
Tasación de la hacienda de Bombón a la muerte de Jose María Llosa. Archivo particular. 23 folios.
Testamento de Pedro Manuel Llosa Rendón. Archivo particular. 3 folios.
Registro de propiedad: Finca rústica la Segunda de Bombón. Archivo particular. 2 folios.
Registro de propiedad: Finca rústica la Primitiva de Bombón. Archivo particular. 6 folios.
Registro de propiedad: Finca rústica La Villamonte. Archivo particular. 3 folios.
Registro de propiedad: Finca rústica El Olivar. Archivo particular. 1 folio.
Informe de las titulaciones de los fundos ofrecidos al banco en garantía hipotecaria por don Mariano Tejada. Archivo particular. Mecanografiado. 15 folios.
Testamento de don Mariano Tejada. Archivo particular. Mecanografiado. 5 folios.

por:
Percy Eguiluz Menendez
Julio Valdivia Ochoa

los hertmnos llosa Chavez

Plano de la finca Segunda de Bomb+¦n

Plano de la finca Villamonte