Islay 2018: Hoy se quitan la careta todos los agitadores oportunistas

Hoy vence a nivel nacional el plazo para que todas las agrupaciones que participarán en los comicios regionales y municipales del 2018 presenten sus listas de candidatos ante el Jurado Electoral Especial (JEE) de cada jurisdicción.

Hoy, finalmente, todos los que estuvieron actuando de azuzadores y los autodenominados líderes sociales oportunistas, deberán quitarse la careta y confirmar si todo ese “compromiso social” no era más que una forma de proselitismo encubierto.

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) aprobó el cronograma electoral para el domingo 07 de octubre y después de hoy se sabrá a ciencia cierta quienes tentarán las municipalidades de la provincia. Después, será el turno de los electores, pues el 29 de julio será el sorteo de los miembros
de mesa.

En la provincia existen más de 54 mil habitantes y de ellos unos 37 mil están aptos para sufragar. En sus manos estará el desarrollo anhelado y que pese a la existencia del Plan de Desarrollo Concertado PDC-Islay al 2021, que se aprobó en 2010, antes de la elección de las actuales autoridades, nada o muy poco se ha hecho en temas estratégicos como Producción Agropecuaria, Competitividad, Agroecología y transformación de la producción agrícola.

En el tema de aprovechamiento de potencialidades, el PDC-Islay 2021, tenía una clara visión de cómo impulsar la actividad comercial, reducir el nivel de desempleo, así como promover el cuidado y la preservación del Medio Ambiente. Se iba a fomentar el desarrollo de las actividades mineras en la Provincia, aprovechando racionalmente los recursos naturales.

Han pasado 8 años de aquél proyecto aprobado, sin embargo la riqueza mineral que habita en el desierto de Cocachacra, el Proyecto Minero de cobre Tía María, no ha generado la riqueza que se esperaba para el Valle de Tambo.

Los dirigentes que se oponían al mismo fueron reelectos y hoy quieren tomar las municipalidades, pero tampoco han impulsado decididamente los cultivos orgánicos como lo confirman tristemente las recientes matanzas de abejas y el aniquilamiento de la apicultura hasta por lo menos octubre próximo, todo gracias a uso de pesticidas sin control.

También se acordó la promoción y fomento de la inversión privada en turismo, incentivar a la formalización de Pymes. Pero hoy incluso dos de los candidatos a municipios son presidentes de Juntas de Usuarios de Riego que no están formalizadas ante la Sunarp y uno más es un exalcalde
vacado. Con ellos, son muy pocas las esperanzas de que la formalización sea un tema de agenda.

El miércoles 20, toda la provincia de Islay conocerá quienes quieren tomar el poder, pero no serán ellos los que digan si la riqueza que está en el desierto de Cocachacra servirá para cumplir el anhelado desarrollo de la provincia o si se usa el tema como excusa para promover el odio y la
estigmatización. Serán los ciudadanos que decidirán si ven al desierto como la oportunidad que esperamos para desarrollar o al discurso demagógico y estéril como el signo del Valle de Tambo.