¿Huelga de profesores en el Mundial Rusia 2018?…de mal en peor

El secretario general de las bases regionales del Sute, Pedro Castillo, amenaza con iniciar una huelga de docentes a nivel nacional el próximo 18 de junio. Esta fecha, coincidentemente, es muy cercana con el inicio del evento futbolístico más importante del mundo. ¿Acaso los profesores quieren parar las clases para ver cómodamente el Mundial?

Como se recuerda, el año pasado, este gremio detuvo las clases escolares, a nivel nacional, por más de setenta días. Esto generó un retraso en el desarrollo del plan escolar de los niños de los centros educativos públicos y, además, que no se realice las pruebas para medir el avance de su aprendizaje.

Cabe resaltar que el Gobierno Central accedió a cumplir con la mayoría de sus demandas, pero, a pesar de esto, los autodenominados líderes no accedieron a detener el paro.

El hecho más importante que se tiene que resaltar es que Pedro Castillo no buscaba el aumento de los sueldos de los profesores y la eliminación de la prueba de los docentes, como decía cada vez que veía una cámara al frente de él, sino buscaba que se reconozca a las bases regionales del Sute como único ente que representa a los profesores del Perú.

¿Por qué? No es muy difícil responderse esta pregunta, mucho menos, cuando ya vemos a los candidatos políticos iniciar sus campañas para las elecciones presidenciales.

La población debe de conocer muy bien, para dejar de ser engañados, la naturaleza de estos tipos de autoproclamados dirigentes, para no caer en sus mentiras. Personas como Castillo, se pueden encontrar a lo largo de todo el Perú y, especialmente, en zonas donde las personas demuestren un poco de insatisfacción por la poca presencia del Estado, que se evidencia en la ausencia de óptimas infraestructuras de los colegios, hospitales y carreteras.

Es muy entendible el reclamo del pueblo, pero la solución a sus problemas no se encontrará a través de la protesta, como lo plantean estos dirigentes, que se manejan con cálculo político. Casos como estos, ya hemos visto en Islay, con el alcalde de la provincia de Islay, Richard Ale Cruz, quien llegó a la municipalidad levantando la bandera verde en las protestas, pero no ha hecho nada para aliviar las demandas de los isleños.

Pero el ejemplo más evidente de esta clase de dirigentes, es el de los `lentejeros´ Pepe Julio Gutiérrez, Jaime de la Cruz y Jesús Cornejo Reynoso.

Está en manos de la población optar por las manifestaciones que obstaculizan el desarrollo de la provincia de Islay, como lo ha hecho Pedro Castillo con la educación del país, o decidir por construir un mejor futuro para nuestros hijos.

El Estado necesita de una importante inyección económica para lograr brindar una mejor calidad de vida a todos los peruanos, pero esto no se conseguirá cerrando carreteras, Con obstaculizar las vías, solo se logra poner a estos falsos dirigentes en la palestra pública.