Exportaciones agroindustriales a todo vapor

Un reporte de la Superintendencia de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat) indica que, entre enero y junio 2018, las exportaciones no tradicionales tuvieron un crecimiento de 19% respecto al mismo periodo del 2017; y que el crecimiento de las exportaciones agropecuarias en general fue de 21.8%. El informe destaca que el sector agropecuario representó el 41.6% del total de las exportaciones no tradicionales en el mismo periodo.

Asimismo, señala los productos que más han contribuido al crecimiento exportador: uvas frescas (31.4%), paltas frescas (19.4%) y mangos (46%). Y que los destinos mundiales más importantes y de mayor crecimiento exportador son Estados Unidos, con US$ 589.4 millones (16%); y Países Bajos, con US$451.2 millones (43%).

Hoy, como nunca antes, el sector agroindustrial peruano tiene enormes posibilidades de seguir creciendo. El ministro del sector, Gustavo Mostajo, ha considerado que el sector privado puede invertir, mediante el mecanismo de Obras por Impuestos (OxI), más de S/ 717 millones. Inversiones destinadas a infraestructura de riego, a proyectos que aumenten la capacidad de los recursos hídricos del sector. Se ha dicho incluso que US$ 5,000 millones de inversiones extenderán el horizonte agrario del Perú, con los proyectos Chavimochic III y Majes Siguas II.

El entusiasmo del sector agroexportador debería ser imitado por el Congreso de la República lo más pronto posible. La Comisión de Agricultura del Parlamento ya tiene listo para su aprobación el dictamen sobre la Ley de Promoción Agraria, que expira el 31 de diciembre de 2021. El proyecto ya ha sido consensuado, tiene el visto bueno de la mayoría parlamentaria y, aún cuando puede seguir siendo mejorado (sobre todo en la extensión de su vigencia), no ha recibido mayor oposición.

No existe un solo argumento válido para una abierta oposición a una ley que ha permitido el desarrollo del sector agropecuario como nunca antes en el Perú. Por ejemplo, entre los distintos indicadores positivos, un informe de la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (Comex) establece que la Ley Nº 27360 ha permitido mejorar los niveles de formalidad entre el 2001 y 2017 en los departamentos agroindustriales del país. Entre el 2001 y 2017, la formalidad en Piura se incrementó del 3% al 32%; y en Lambayeque, de 25% a 34%. Y lo más importante, la remuneración promedio en este sector es de S/ 1,423; muy encima de la Remuneración Mínima Vital (RMV) otorgada por el Gobierno a los trabajadores.