El lentejón Blanco se quiere hacer el inocente

Por “El Piquero observador”

¡Lamentable lectores!, ¡Lamentable! Lo manifestado por José Blanco, Roger Chirapo y Huber Salazar. Ahora quieren decir que no tiene nada que ver con sus maestros y guías en la búsqueda de las lentejas. Se desmarcan para decir que no son del mismo bando, ¿será que han sido desplazados de la camarilla de los Cornejo? ¿será que son aspirantes a reclamar próximas lentejas? ¿será que no llegaron al reparto previo y ahora quieren que sí les caiga sin trabajar, sin esfuerzo alguno? ¿qué será?, ¿qué será? Es lo que nos preguntamos y de seguro ya hallaremos la respuesta.

Sucede que Blanco sale a la luz criticando a los lentejeros sociales, perdón, se suelen llamar a sí mismos, líderes sociales. Aclaro para que no se piquen ni se pongan sabrosos. Blanco dice que estos lentejeros han traicionado la lucha del valle de Tambo y ahora están postulando como consejeros regionales o alcaldes. Oye Blanquito, ¿tú eres o te haces? ¿O nos la quieres hacer creer? Tú no te diste cuenta que eso es lo que buscaban siempre estos amigos de las Juntas y las Arcas Municipales. O sea, ¿eres inocente y virginal? Bueno, te recomendamos que seas más avispado porque en este plan te va a agarrar el alcalde eléctrico, el violín de Punta de Bombón y no sabemos qué te podrá pasar, después dirá que todo fue consentido y con sentimiento.

Ahora, el nuevo Blanquito tiene sus socios, su camarilla, su yunta, su edu. Se trataría de Roger Chirapo y Huber Salazar, uno dice que después del desfile que están organizando para celebrar el Día de la Independencia de los Estados Unidos, tomarán acuerdos. Claro que todo ese show es para decir que fueron aprobados por el pueblo de Tambo, que fueron debatidos por los dirigentes ¿cuáles? ¡ah! Por supuesto que ya todos están escritos, letra por letra y palabra por palabra, que nos oponemos a todo tipo de inversión y demás tonterías.

Cuando estos coimeros quieren lograr sus fines ocultan sus verdaderas intenciones, cuando nos dicen que se oponen a, en el fondo quieren decir a los pobladores de Tambo: “sométete a mi voluntad, harás lo que yo te diga; arriesgarás tu vida por incauto, pero la mía nunca; seguirás siendo pobre mientras yo me enriquezco; yo aprovecharé las oportunidades que se me presenten gracias a tus votos, tú seguirás igual, al igual que los tuyos, tus hijos y los hijos de tus hijos; te diré que trabajaré por el valle de Tambo, pero haré todo lo posible para que no se hagan obras; combatiré a todo aquel que desee hacer obras, porque eso va contra mi bolsillo evitará que mires hacia otro lado, hacia el lado del progreso. Te hablaré de justicia social, de defensa del ambiente, pero en el fondo lo que quieren estos dirigentes es que sigas igual, sin oportunidades, atrapado y sin encontrar el camino del desarrollo. Por eso no les creo, por eso tenemos que cambiar.

Nuestra respuesta ante ellos es y siempre será, ¡No más mentiras! ¡Viva el Valle de Tambo! ¡Viva el Valle progresando! ¡Viva la juventud y los pobladores de esta tierra bendita que nos ofrece de todo para todos!