El castillo de mentiras del oportunista Percy

Por “El Piquero observador”

¡Lamentable lectores!, ¡Lamentable! Que nos sigan mintiendo, pero, afortunadamente, ya nos hemos dado cuenta de sus intenciones, de sus falsedades. Otro oportunillo dirigente que responde al nombre de Percy Castillo dice que está en contra de la contaminación del agua y de la agricultura. Oye Percy, qué novedad, para que sepas, todos estamos en contra de la contaminación del agua y del valle, pero ¿por qué le echas la culpa a la minera si todavía ni siquiera ha entrado al desierto de Cocachacra? ¡Ahhhhh! Te pillamos otra mentira Percy.

Oye Percy, ¿crees que en el valle de Tambo somos tontos? No pues, aquí quien afirma algo lo prueba. Cómo es eso de que se va a contaminar el valle porque la mina trabaje en el desierto. A ver, muestra tu estudio, pero no el que reúne a una banda de delincuentes mentirosos para decir lo que les viene en gana. No, no, no, eso no lo vamos a permitir. Vamos a llevar tu estudio, si es que lo has realizado, a la Universidad de San Agustín de Arequipa, a la Universidad Nacional de Ingeniería en Lima, a la Pontificia Universidad Católica de Lima a la Universidad de San Marcos, a instituciones serias y responsables, no a unas cuantas organizaciones que dicen lo que quiere el que paga.

No pues, así no nos vas a sorprender. Aquí las cosas claras, el chocolate espeso y la verdad por delante, pero con investigación seria y responsable. Que nos quede claro, ningún minero en el valle de Tambo, ellos al desierto y que cojan agua del mar. Que vean ellos. Para nosotros el agua del río Tambo.

Ahora a otra cosa, no quiero que se me olvide, un coleguita poco avispado o informado ha dicho que el gobierno quiso imponer por la fuerza a la mina en el valle de Tambo. ¡Mentira amables lectores! Se acuerdan cuando se decretó el Estado de Emergencia, quién salió a hacer lío, a causar destrozos, todos se escondieron con el rabo entre las piernas.

Si el gobierno hubiese querido que la mina se imponga ya estaría funcionando, sea o no con escolta militar, pero eso no es así. Así que no hay imposición, lo que sucede es que cada vez nos estamos dando cuenta que nos han estado engañando y que el trabajo que se desarrolle en el desierto va a generar empleo y que nuestros hijos y todos tendremos mejores oportunidades.

Bueno, ya los dejo porque ya no tengo mucho tiempo. Los dejo con mi cierre de siempre ¡No más mentiras! ¡Viva el Valle de Tambo! ¡Viva el Valle progresando! ¡Viva la juventud y los pobladores de esta tierra bendita que nos ofrece de todo para todos!