Alto a la extorsión disfrazada de pedidos

Por “El Piquero observador”

Buenos días queridos lectores, la verdad que en este medio uno a veces siente vergüenza ajena, me pregunto, ¿cómo es posible tanto cinismo, tanta mentira, tanta ignominia contra la población del Valle de tambo? Realmente es indignante lo que viene sucediendo, no solo porque aparecen como hongos quienes se dicen a sí mismos representantes, como los señores José Blanco y un tal Percy Castillo.

El primero dice que pedirá a las cuadrillas de pescadores que se sumen a otro de sus desfiles. Pero ustedes, ¡sí! Ustedes, queridos lectores, saben que cuanto esta clase de dirigente dice que ¡pedirán! se trata de una extorsión más. Cuando nos dicen que ¡pedirán! Nos están conminando a que entreguemos el fruto de nuestro trabajo, de nuestro esfuerzo diario por llevar un pan limpio a la mesa de nuestros hogares. El ¡pedirán! Para estos dirigentes es quitarle a los pescadores parte de su faena. El ¡pedirán! Es el disfraz de sus amenazas, es la careta con que nos quieren obligar a participar en sus desfiles violentistas.

Encima quieren que paguemos para sus fines políticos y algunos ceden porque saben que la amenaza, el chantaje y la extorsión es, o te quitamos todo lo que has trabajado. No señores, yo no voy a desfiles y menos voy a permitir que estos sinvergüenzas nos roben.

No señores ni señoras, no hermano pescador, no madre de familia, no joven que aspiras a trabajar en vez de ser arrastrado por quienes siempre le han mentido al Valle de Tambo. Trabajo y dignidad, ¡No a la extorsión!, ¡No a las amenazas, no al robo! Hay quienes se dedican a hacer bulla para mañana buscar un cargo público para seguir robando y dejarnos en el atraso. Trabajo digno para los jóvenes, defensa del valle ¡sí!, defensa del río ¡también! Puertas abiertas a la inversión ¡sí!, venga de donde venga. En el agro, en el puerto, en el desierto, en el turismo. Crezcamos y aprovechemos todos antes que estos dirigentes sigan aprovechándose de nosotros. ¡Basta Ya!